SELAH – Deténgase y Escuche

En numerosas ocasiones vemos la palabra SELAH escrita, principalmente en el libro de Salmos. Esta es una palabra hebrea que podría traducirse como “para y medita en esto”, o también como “detente y escucha”.

En el mundo que vivimos, cada día más y más acelerado, dejamos en gran medida que los afanes de la vida controlen nuestro vivir. La ansiedad influencia negativamente el día a día, y sentimos que durante la semana no tenemos paz, y las preocupaciones ocupan gran parte de nuestra mente.

La palabra de Dios nos habla acerca de cómo nuestro Padre Celestial creó todas las cosas para nosotros. Así mismo Él es quién toma control de todas las cosas, y nos dice que no nos preocupemos.

“No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.” (Mateo 6:31-33)

Por otro lado, nuestro Padre sabe sobre las necesidades que tenemos, y debemos estar seguros que Él está con nosotros en todo tiempo, en todo momento. Nuestro deber es buscar su presencia y su reino de justicia, y todo lo demás tendrá su provisión conforme a nuestra necesidad.

Como cristianos, debemos tomar el tiempo para meditar sobre este reino de Dios. Debemos detenernos de nuestra vida de afán, y escuchar lo que Dios tiene para decirnos. Como lo dice en la traducción de la palabra SELAH, debemos tomar un tiempo, pararnos un momento, y meditar sobre lo que Dios tiene para que nosotros hagamos y disfrutemos de la vida en Cristo. Y tener la certeza de que Él está con nosotros por el resto de nuestras vidas.

“Jehová de los ejércitos está con nosotros;
Nuestro refugio es el Dios de Jacob. Selah” (Salmos 46:7)

Cada día detengámonos un momento, pasemos un tiempo de intimidad con Dios, escuchemos su palabra, su guía, meditemos en toda la obra grande y maravillosa que ha hecho en nuestras vidas, y en lo que todavía está por hacer, porque cosas aún más grandes viviremos aquellos que confiamos en el Señor.

“pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.” (Isaías 40:31)

Comparte la Bendición Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPrint this pageEmail this to someone